Ley de Transformación Digital del Estado: Modernización y Eficiencia en la Administración Pública

En un mundo cada vez más digital, la modernización de los procedimientos administrativos se vuelve esencial para mejorar la eficiencia y transparencia en la gestión pública. La Ley N°21.180, conocida como la Ley de Transformación Digital del Estado, impulsa una reforma significativa en cómo los órganos de la Administración del Estado en Chile realizan sus procedimientos administrativos, promoviendo el uso de formatos electrónicos a lo largo de todo el ciclo administrativo. Este artículo desglosa los ejes principales de esta ley, sus etapas de implementación y su impacto en la relación entre el Estado y los ciudadanos.

Ejes de la Ley de Transformación Digital del Estado

1. Comunicaciones Electrónicas:
La Ley de Transformación Digital establece que todas las comunicaciones oficiales entre los órganos del Estado deben ser registradas en un sistema conocido como DocDigital. Este sistema centralizado permite una mayor coordinación y seguimiento de los intercambios de información, asegurando que las comunicaciones sean más rápidas, seguras y transparentes.

2. Notificaciones Electrónicas:
Las notificaciones, que anteriormente podían llevarse a cabo mediante correo postal u otros medios tradicionales, ahora se realizarán a través de medios electrónicos. Este cambio no solo acelera el proceso de notificación, sino que también reduce costos y el riesgo de pérdida de información.

3. Procedimientos Administrativos:
Uno de los aspectos más cruciales de la Ley N°21.180 es que todos los procedimientos administrativos, incluyendo el ingreso de solicitudes y documentos, deben realizarse mediante formatos electrónicos. Esto implica que los ciudadanos y empresas podrán interactuar con los órganos de la administración pública de manera más eficiente, sin necesidad de desplazamientos físicos.

4. Expedientes Electrónicos:
Los procedimientos administrativos deben constar en expedientes electrónicos, lo que facilita el acceso, almacenamiento y gestión de la documentación relacionada. La implementación de expedientes electrónicos reduce el uso de papel, mejora la organización de la información y facilita su consulta en cualquier momento.

5. Digitalización de Documentos:
Las solicitudes y documentos que originalmente se presenten en formato papel deben ser digitalizados e ingresados al expediente electrónico correspondiente. Este proceso garantiza que toda la información relevante esté disponible en un formato digital accesible, promoviendo la continuidad del expediente sin importar el formato original de los documentos.

6. Principio de Interoperabilidad:
La Ley N°21.180 también introduce el principio de interoperabilidad, que exige la capacidad de los sistemas y servicios de información para compartir datos y permitir el intercambio de información entre instituciones de manera efectiva. Este principio es fundamental para la coordinación interinstitucional y la prestación de servicios públicos más integrados y eficientes.

Fuente : https://digital.gob.cl/transformacion-digital/ley-de-transformacion-digital/

Etapas de Implementación de la Ley

Noviembre 2019: Publicación de la Ley
En noviembre de 2019, se publica la Ley N°21.180 de Transformación Digital del Estado, que modifica las bases de los procesos administrativos, marcando el inicio de un cambio significativo en la administración pública chilena.

Noviembre 2020: DFL y Reglamentos
Para noviembre de 2020, se establece la gradualidad de la implementación de la ley, incluyendo la aplicación en leyes especiales, las excepciones para personas, y los estándares para las plataformas. También se regulan las notificaciones y se define el papel del Archivo Nacional Electrónico en la digitalización.

Junio 2022: Preparación de Implementación
En junio de 2022, se inicia la preparación de la implementación con las instituciones, enfocándose en los estándares de las plataformas, las comunicaciones oficiales, la digitalización, la interoperabilidad, los expedientes electrónicos y las notificaciones.

Diciembre 2027: Implementación Total de la Ley
La implementación completa de la Ley de Transformación Digital del Estado está programada para diciembre de 2027, momento en el cual todos los procedimientos administrativos deberán estar totalmente digitalizados y operativos bajo las nuevas normativas.

Fuente : https://digital.gob.cl/transformacion-digital/ley-de-transformacion-digital/

Beneficios de la Ley de Transformación Digital del Estado:

La implementación de la Ley de Transformación Digital del Estado ofrece numerosos beneficios, tanto para la administración pública como para los ciudadanos:

  • Mayor Eficiencia: La digitalización de procedimientos reduce tiempos y costos asociados a la gestión administrativa.
  • Transparencia: La trazabilidad de los documentos y procedimientos electrónicos mejora la transparencia y la rendición de cuentas.
  • Seguridad: Los sistemas digitales permiten una mejor protección y recuperación de la información.
  • Accesibilidad: Los ciudadanos pueden acceder a los servicios públicos de manera más conveniente, sin restricciones geográficas o de horario.

Desafíos y Consideraciones:

Aunque la ley presenta múltiples beneficios, su implementación también enfrenta desafíos:

  • Brecha Digital: Es necesario abordar la brecha digital para garantizar que todos los ciudadanos puedan beneficiarse de estos cambios.
  • Capacitación: Los funcionarios públicos deben ser capacitados adecuadamente para manejar los nuevos sistemas electrónicos.
  • Seguridad Informática: La protección de datos y la ciberseguridad son cruciales para mantener la integridad y confidencialidad de la información.

La Ley de Transformación Digital del Estado N°21.180 representa un paso significativo hacia la modernización de la administración pública en Chile. Sin embargo, su implementación exitosa es solo una parte de una transformación digital verdaderamente efectiva. Poner a las personas en el centro, con un enfoque en la excelencia técnica y la generación de un retorno sobre la inversión (ROI) o la disminución de diferentes costos, es fundamental. Si los procesos se mantienen igual que hace 100 años, la resistencia al cambio será un gran desafío.

Es crucial contar con embajadores de este proceso de transformación en cada institución, no solo con conocimiento técnico, sino con una verdadera comprensión y compromiso. De lo contrario, puede convertirse en un proceso más sin impacto real. La clave está en el empoderamiento, la sensibilización y, sobre todo, en alcanzar una madurez digital que permita escalar en esta transformación digital. Con un enfoque en estas áreas, la Ley de Transformación Digital del Estado puede no solo modernizar la administración pública, sino también mejorar significativamente la relación entre el Estado y sus ciudadanos, asegurando un futuro más eficiente y transparente.

Tags:

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *